Máximo Gorki

Máximo Gorki (1868 – 1936) fue un escritor ruso, fundador del realismo socialista, y activista político. Antes de triunfar como escritor cambió de trabajos con frecuencia y viajó a través del imperio ruso, lo que influiría después en sus obras. Sus trabajos más famosos fueron The Lower Depths, Twenty-six Men and a Girl, The Song of the Stormy Petrel, The Mother, Summerfolk y Children of the Sun.

¿Cuál fue su ideología?
Gorki fue activo con el nuevo movimiento social democrático marxista. Se opuso al régimen zarista y por un tiempo estuvo asociado con Vladimir Lenin. Gran parte de su vida estuvo exiliado de Rusia y después de la Unión Soviética. En 1932 retornó a Rusia por una invitación personal de José Stalin y murió allí en 1936.

La reputación de Gorki creció como la única voz literaria desde la parte más humilde de la sociedad y apoyó las transformaciones sociales, políticas y culturales de Rusia. Para 1899 estaba abiertamente asociado con el emergente marxismo que lo haría una celebridad entre la intelectualidad y el creciente número de trabajadores conscientes. En el centro de sus trabajos estaba la creencia en el valor intrínseco y el potencial del ser humano. En sus escritos interponía a los individuos conscientes de su dignidad natural e inspirados por la energía y la voluntad, con personas que sucumbían a la degradación de las condiciones de vida a su alrededor. En sus escritos se rebela al hombre sin descanso en lucha por resolver sentimientos contradictorios de fe y escepticismo, el amor a la vida y el asco a la vulgaridad del hombre en el mundo.
Se opuso al régimen zarista y fue arrestado varias veces. Expuso el control gubernamental de la prensa. En 1902 fue elegido académico honorario de literatura, pero el zar Nicolás II ordenó su anulación. En protesta Antón Chekhov y Vladimir Korolenko dejaron la academia.
Entre 1900 y 1905 los escritos de Gorki se hicieron más optimistas. Se involucró más en la oposición por lo cual fue de nuevo preso en 1901. En 1904, habiendo cortado su relación con el Moscow Art Theatre, Gorki retornó a Nizhny Novgorod para establecer su propio teatro. Constantin Stanislavski y Savva Morozov proveyeron apoyo financiero para la aventura. Para el otoño, sin embargo, después de que el censor hubiera prohibido cada obra que el teatro proponía, Gorki abandonó el proyecto.
Como autor financieramente exitoso Gorki apoyó al partido democrático ruso y solicitó al gobierno reformas sociales y en los derechos civiles. El brutal tiroteo a los trabajadores que marchaban para peticionar por reformas en enero de 1905, que puso en movimiento la revolución de 1905, parece haber empujado a Gorki hacia soluciones más radicales. Se unió más estrechamente a Vladimir Lenin y a Alexander Bogdanov. Mientras estuvo preso por un corto período por esta revolución, Gorki escribió Children of the Sun. Fue dejado en libertad después de una amplia campaña europea, que incluyó a Marie Curie, Auguste Rodin y Anatole France.
En 1906 los bolcheviques lo enviaron para recaudar fondos en un viaje por los Estados Unidos. En su visita a los Adirondacks escribió The Mother, su notable novela de lucha y conversión revolucionaria. Sus experiencias en Estados Unidos, que incluyó un escándalo por su viaje con su amante (la actriz María Andreyeva) en lugar de su mujer, profundizaron su desprecio por el “alma burguesa” pero también su admiración por la audacia del espíritu norteamericano.

Para saber
Konstantin Sergeievich Stanislavski (1863 –1938) fue un practicante del teatro ruso. Ampliamente reconocido como un magnífico actor de carácter, muchas de las producciones que dirigió generaron su reputación como uno de los directores de teatro líderes de su generación. Su influencia principal, sin embargo, radica en su sistema de entrenamiento para los actores

Tolstoy and Gorki (on the right)
Tolstoy and Gorki (on the right)
Artículo relacionado
A Chameleon, a short story by Anton Chekhov

Recursos
Maxim Gorki, in English




No te pierdas Brothers, el cuento de Sherwood Anderson, no es muy largo y es más que interesante