Tom Wolfe



Tom Wolfe habla sobre los intelectuales, también sobre cómo se dio cuenta que quería ser escritor, y el porqué de usar siempre trajes blancos, en un video de YouTube. En vocabulario: evenhandedness



Tom Wolfe es un autor y periodista norteamericano, más conocido por su asociación e influencia sobre el movimiento literario New Journalism, en el cual las técnicas literarias son usadas extensivamente y los valores de la objetividad periodística y la imparcialidad son rechazados. Alcanzó prominencia en los sesenta con las publicaciones de su libro The Electric Kool-Aid Acid Test, y dos colecciones de artículos y ensayos Radical Chic & Mau-Mauing the Flak Catchers y The Kandy-Kolored Tangerine-Flake Streamline Baby. Su primera novela, The Bonfire of the Vanities, publicada en 1987, fue recibida con buenas críticas y alcanzó el éxito comercial.

… literary techniques are used extensively and traditional values of journalistic objectivity and evenhandedness are rejected… (Impartiality)

En diciembre de 1956 Tom Wolfe tomó un trabajo como reportero en el Springfield Union. Este fue el comienzo de una carrera de diez años como periodista. En 1960 sirvió como corresponsal para América Latina del Washington Post y ganó un premio por su cobertura de la situación en Cuba.

Entrevista en el Times

—Te describes a ti mismo como un cronista. ¿Qué es eso exactamente?
—Balzac disfrutaba decir: “Soy el secretario de la sociedad francesa”… él toma nota de lo que está pasando en la sociedad. Si estoy trabajando bien, soy el primero en traer las noticias…
— ¿Quiénes son intelectuales?
—Un intelectual se alimenta de la indignación y realmente no puede vivir con ella. El ejemplo perfecto es Noam Chomsky. Cuando Chomsky era simplemente el más excitante lingüista en el país, nunca se habló de él como un intelectual americano. No fue considerado un intelectual hasta que denunció la guerra en Vietnam, de la cual no sabía nada. Luego se convirtió en uno de los líderes de la intelectualidad. Un intelectual es una persona que sabe de un campo pero habla solo de otros.
Todo esto fue comenzado sin intención por mi gran ídolo, Émile Zola, en el caso Dreyfus. Zola era un novelista extremadamente popular. Un escritor popular de ficción no había sido considerado una persona intelectual antes, pero en el caso Dreyfus él y Anatole France y otros que trataban de defender a Dreyfus fueron señalados por Clemenceau como “los intelectuales”. El término nunca había sido usado de esa forma antes, queriendo decir de la gente que vive de su labor intelectual. Ese fue el término de Clemenceau.
Cuando Zola escribió su manifiesto, J´accuse…! apareció en la tapa de un diario. Las 300.000 copias del diario se vendieron en la tarde. De pronto el mundo de los escritores y maestros y de todos esos trabajadores intelectuales se dieron cuenta que era posible para un simple escritor ser llamado intelectual y ser considerado importante.
Marshall McLuhan dijo una vez que la indignación moral es una estrategia estándar para dotar al idiota con dignidad. Pienso que eso es bastante cierto estos días.
También significó, el ejemplo de Zola, que el intelectual está realmente sobre el gobierno. No significa que odia a su país o a su gobierno. Significa que lo mira desde una gran altura, y se ha elevado a esa altura por la indignación. Sin eso es imposible ser un intelectual o ser tomado en serio…
—Después de graduarte te hiciste periodista. ¿Cuándo empezaste a escribir ficción?
—Eso vino mucho después. Salí de la universidad y como muchos que quieren ser escritores, asumí que eventualmente escribiría novelas. Por lo que hice algo que era común antes de la segunda guerra mundial. Me hice periodista como una forma de escribir. Después me enamoré de eso.
Tienes hermosos pequeños status cada día. Aquí está la línea de no pasar de la policía y puedes atravesarla. Tu tarjeta de prensa te puede llevar casi a cualquier lugar.
Finalmente llegué a Nueva York, que era mi objetivo. Trabajé en el New York Herald Tribune y después vino la huelga de 1962. Todos los diarios estaban en huelga y duró por meses. Para vivir empecé a escribir en las revistas y me interesé en lo que fue llamado New Journalism, que era muy similar al periodismo que Stephen Crane hizo en 1890…

Time Interviews Tom Wolfe:


La periodista pregunta cosas como:
¿Cuándo te diste cuenta que querías ser escritor?
¿Cómo decidís que lado de Norteamérica tratar?
¿Cuál es tu opinión de los novelistas y el no involucrarse con temas actuales?
¿Te cansás de ser conocido por el del traje blanco?

Fuentes
Tom Wolfe, Wikipedia
Tom Wolfe, interview

Aparte de Tom Wolfe, que también puede comprarla, les aviso que estoy vendiendo la casa que heredé de mis abuelos. Está en pleno centro de Salta, cerca de la catedral y rodeada de historias y leyendas. Por contactos al 0387-4719604