El castillo de Otranto


Datos



Manfred es el príncipe del castillo de Otranto, quién arregla el matrimonio entre su hijo, Conrad, e Isabella. De manera extraña Conrad es aplastado por un gigantesco casco, lo que desata las dudas de Manfred sobre su continuidad como príncipe.

Historia
La edición inicial fue titulada The Castle of Otranto, A Story. Translated by William Marshal, Gent. From the Original Italian of Onuphrio Muralto, Canon of the Church of St. Nicholas at Otranto. Esta primera edición supuestamente era una traducción basada en un manuscrito impreso en Nápoles en 1529.
En las siguientes ediciones Horace Walpole reconoce la autoría del trabajo: “la manera favorable en que esta pequeña pieza ha sido recibida por el público, obliga al autor a explicar la forma en que la compuso, como un intento de mesclar los dos tipos de romances, el antiguo y el moderno. En el primero todo era imaginación e improbabilidad. En el último la naturaleza es siempre intentada copiar…”

Resumen
Antes de la boda Conrad es aplastado por un gigante casco que cae sobre él. Este inexplicable evento es particularmente amenazador a la luz de una vieja profecía, “que el castillo de Otranto pasará a otra familia”. Manfred, el padre de Conrad, temeroso de que la muerte de su hijo sea una señal del comienzo del fin de su linaje, resuelve evitarlo casándose con Isabella, mientras se divorcia de su mujer Hippolita, a quién culpa por no darle un heredero apropiado.
A Magician
A Magician
Sin embargo Isabella escapa a una iglesia con la ayuda de un campesino llamado Theodore. Manfred ordena la muerte de Theodore mientras habla con el fraile Jerome, quien garantiza la seguridad de Isabella en la iglesia. Cuando Theodore se quita la camisa para ser ejecutado Jerome reconoce una marca e identifica a Theodore como su propio hijo. Jerome ruega por la vida de su hijo, pero Manfred reclama que entregue a la princesa o la vida del hijo. Son interrumpidos por una trompeta y la entrada de otros caballeros que quieren liberar a Isabella.
Theodore es liberado por la hija de Manfred, Matilda. Él corre a la iglesia y encuentra a Isabella. La oculta en una cueva para intentar protegerla de Manfred y lucha contra uno de los misteriosos caballeros. Theodore hiere al caballero quién resulta ser el padre de Isabella, Frederic. Este último se enamora de Matilda por lo que los padres tratan de arreglar un matrimonio con las hijas de ambos. Manfred sospecha que Theodore se encuentra en la iglesia con Isabella, aunque en realidad es Matilda la que va al encuentro con el joven. Manfred apuñala a la joven creyendo que es Isabella. Se revela que Theodore es el verdadero príncipe de Otranto, Matilda muere dejando a Manfred devastado. Theodore se convierte en rey y se casa con Isabella que es la única que puede entender la naturaleza de su tristeza.

Elementos literarios
En el prefacio de la segunda edición Walpole sugiere una guía para leer esta obra: cuenta que ha mesclado los nuevos y viejos estilos de los romances. El viejo romance tiene el estilo fantástico. Hay magia, lo supernatural abunda y son totalmente increíbles. El nuevo romance es el del siglo 18. Las novelas eran realistas, querían describir eventos y personas como realmente eran.
Entonces Walpole crea algo nuevo. Crea situaciones fantásticas y pone a la gente real en estas situaciones, y los deja actuar de una manera real.
Walpole introduce en su novela muchas piezas con las que la novela gótica se hará conocida: sonidos misteriosos, puertas que se abren y el escape de una bella heroína de una figura licenciosa masculina.

El inglés
Observen el inglés que usa el autor y las figuras empleadas, propias de elementos de la edad media:
“Ay, ay; ’tis he, ’tis he: he has stolen the helmet from good Alfonso’s tomb, and dashed out the brains of our young Prince with it,” never reflecting how enormous the disproportion was between the marble helmet that had been in the church, and that of steel before their eyes; nor how impossible it was for a youth seemingly not twenty, to wield a piece of armour of so prodigious a weight.
The folly of these ejaculations brought Manfred to himself: yet whether provoked at the peasant having observed the resemblance between the two helmets, and thereby led to the farther discovery of the absence of that in the church, or wishing to bury any such rumour under so impertinent a supposition, he gravely pronounced that the young man was certainly a necromancer, and that till the Church could take cognisance of the affair, he would have the Magician, whom they had thus detected, kept prisoner under the helmet itself, which he ordered his attendants to raise, and place the young man under it; declaring he should be kept there without food, with which his own infernal art might furnish him.

Para saber
Necromancer: practicante de magia que se comunica con los muertos, con el propósito de adivinar el futuro, traer a alguien del más allá, o usar al muerto como un arma. 
De la web
The Castle of Otranto, to listen the novel from Librivox

Mandá tus comentarios, críticas o sugerencias. Serán bienvenidos.