Robo de cadáveres

Otro  tema que aparece en Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain: robo de cadáveres (body snatching). El propósito de los robos de cadáveres, especialmente en el siglo 19, fue vender los cuerpos para disección o clases de anatomía en los centros médicos. En vocabulario: body snatching o resurrectionists. También el cuento de Robert L. Stevenson: The Body Snatcher

Estados Unidos
En Estados Unidos los ladrones de cuerpos trabajaban en pequeños grupos, que buscaban y saqueaban tumbas frescas. Estas eran generalmente preferidas ya que la tierra todavía no se había asentado, haciendo el trabajo más fácil. La tierra removida era llevada a lienzos cercanos a la tumba, de manera de no tocar los alrededores. Se cavaba comenzando en la cabeza de la tumba llegando hasta el ataúd. El resto de la tierra proveía un contrapeso mientras se cubría la tapa para evitar ruidos mientras se trabajaba con palancas y ganchos. Los cuerpos eran desnudados, poniendo los vestidos de vuelta en los cajones, antes de volver a poner la tierra sobre los féretros.
Se conocía que los delincuentes contrataban mujeres para actuar como parientes doloridos y reclamar los cuerpos de muertos en asilos. También se las contrataba para ir a los funerales y observar cualquier dificultad que los ladrones tendrían durante sus robos. Los sirvientes sobornados también ofrecían acceso a los mausoleos. Los cuerpos después eran reemplazados con piedras.

Aunque la investigación médica en Estados Unidos no se comparaba a la de las universidades europeas, el interés en las disecciones creció. Filadelfia, Baltimore, y Nueva York fueron renombradas por el robo de cadáveres.
Charles Knowlton (1800–1850) fue mandado a prisión por dos meses, por disección ilegal, después de graduarse con las mejores notas. Su tesis defendía la disección sobre la base que “el valor de cualquier ciencia o arte debería ser determinada por la tendencia para aumentar la felicidad y disminuir la miseria de la humanidad.” Knowlton llamó a los médicos a desechar el prejuicio por la disección y donar sus propios cuerpos.
La respuesta a estos delincuentes fue los grandes cementerios, con verjas y guardias armados. Se encontró que muchos cementerios en zonas urbanas y rurales estaban prácticamente vacíos de cuerpos.
Injun Joe
Uso en facultades de medicina
La demanda por los cadáveres para disección creció al comenzar a establecerse las facultades de medicina en los Estados Unidos. Entre 1758 y 1788 solo 63 de los 3.500 médicos en las colonias americanas habían estudiado en el exterior. En 1847, los médicos fundaron la American Medical Association, para diferenciar la “verdadera ciencia de la medicina de las suposiciones de la ignorancia y el empirismo basado en una educación sin la experiencia de la disección humana.”
En 1762, William Shippen Jr. fundó el departamento médico en la Universidad de Pennsylvania. Shippen sacó un aviso en el Pennsylvania Gazette anunciando sus conferencias sobre el arte de la disección…”. En 1765, su casa fue atacada por una multitud, que reclamaba que el doctor había profanado un cementerio. El doctor negó los cargos y afirmó que solo había usado cuerpos de “suicidas, ejecutados por crímenes, y alguno que otro de Potter´s Field.”
En Boston, los estudiantes de medicina enfrentaban problemas similares. En su biografía John Collins Warren Jr. escribió “nada me dio más problemas en mi vida que el conseguir cuerpos para realizar disecciones.”
John Warren y sus amigos crearon una sociedad anatómica secreta. Tenía el propósito de participar en disecciones humanas, usando cadáveres que ellos mismos se procuraban.
La escuela de medicina de Harvard se estableció en 1782. John Warren fue elegido profesor de anatomía y cirugía. Cuando su hijo estudiaba en el lugar en 1796, los tiempos pacíficos proveían pocos cuerpos. John Collins Warren Jr. escribió: “al escuchar que un hombre sin familia iba a ser enterrado en North Burying-Ground, organicé una partida… Cuando mi papá vino en la mañana para dar una conferencia y se enteró que había participado en el grupo, se alarmó grandemente.”
John Warren después solicitaría la ayuda de un viejo amigo de la familia, John Revere (hijo de Paul Revere), para obtener cuerpos. Revere llamó a John Godman, quien sugirió que se empleara los servicios de James Henderson, “un confiable amigo y sirviente, que podría en cualquier momento, y en cualquier número, obtener lo que deseaban.”
Vocabulario
Aquellos que robaban cuerpos (body snatchers) también eran llamados resurrectionists o resurrection-men. Un acto relacionado es grave robbery, el cavar una tumba para robar artefactos o efectos personales más que cuerpos.
En literatura
El autor escocés Robert Louis Stevenson publicó su cuento The Body Snatcher en 1884, basado en historias de profanadores de tumbas y asesinos reales.
Artículo relacionado
The Body Snatchers, el cuento de Robert Louis Stevenson. Macfarlance and Fettes habían estado en la misma facultad de medicina. Sus obligaciones incluían recibir los cuerpos para disección, y pagar al par de sospechosos que proveían los cuerpos.
Recursos
Body Snatchers and Night Doctors, in a time when medical schools couldn´t find enough bodies to dissect due to legal restrictions, body snatchers were a doctor´s best friend. Video from Youtube