Los chicos de la guerra

Guerra Civil Española 

 

Hay que saber de historia, de la vida de los pueblos, para no repetir los errores del pasado. Este tema, el de los refugiados, lo encontramos cuando leímos Homage to Catalonia. la novela de George Orwell, Y los refugiados eran españoles, vascos, chicos vascos que emigraban a Inglaterra, o Rusia para salvarse de una muerte segura, en viejos barcos, como El habana, y tanto amor que apareció para darles de comer y alojarlos en casas de familia.
.
Se cumplen 75 años desde la guerra civil española y una extraordinaria evacuación que vio a 5.000 chicos españoles embarcados desde Bilbao, que estaba por ser tomada por Franco, a Southampton, donde fueron cuidados por una cadena de colonias a través del Reino Unido. Esta es su historia en El habana.
—Vamos a cantar una canción acerca de la evacuación de los chicos vascos de Bilbao en mayo de 1937. Mi papá fue uno de ellos y se llama Solo Por Tres Meses, que fue lo que le dijeron a ellos cuando salieron y la evacuación tuvo lugar después del bombardeo de Guernica.

—Soy Rob García y este es parte del concierto que realicé con mi grupo de folclore Namar. Este soy yo con la guitarra con el cantante y escritor Paul Mc Namar. Nací y crecí en el Reino Unido, como cualquier chico que creció en los ‘60s y 70’s. Fui a la escuela en North London donde el patio de recreo era una mezcla de culturas pero mi herencia española siempre ha estado en mí. Como músico he sido capaz de experimentar en esa mezcla de culturas y decir en palabras y música historias como esta. Soy parte de la historia española y británica pero también la historia de mi propia familia.
It was 1937 upon the 21 of May
That we boarded the Havanna
And from home we sailed away
So for Christmasses we heard our mother say…
—Esa es parte de la canción de Mc Namara que cuenta la historia de mi papá, Fausto García, uno de los niños vascos, 4.000 chicos de los Países Vascos, que fueron traídos a Inglaterra hace 75 años, en un barco llamado El habana. Alrededor de 250 se quedaron aquí y con el tiempo su cultura y su traumática historia se pasó a una segunda generación. En algunos casos los hijos de los chicos vascos, como yo, crecieron conscientes de su bagaje español. Otras familias dejaron todo atrás y continuaron con sus nuevas vidas. Sus chicos solo aprendieron de esa historia más tarde. Ser el hijo de un refugiado es tener una doble identidad, español e inglés, pero por supuesto las historias individuales difieren.
—Fue un poco diferente, si quieren, quiero decir nosotros usualmente hablábamos inglés. Hablábamos español, la casa estaba llena de españoles, que entraban y salían, ya sea que fueran como mis padres, chicos vascos o republicanos españoles, que eran más grandes, que habían peleado en la guerra civil. Era diferente. Había una diferente perspectiva, unión, de la vida.
—Mi nombre es Carmen Coupland y el nombre de mi madre era María de los Ángeles  Dueñas Montes. Siempre hablaba de su familia y de su niñez en España. Pero nunca habló particularmente de la guerra o de las terribles experiencias que tuvieron. No se hablaba español en mi casa por lo que no vivíamos en un medio en el que estábamos inmersos en el idioma.
—En mi familia en particular el español se hablaba en casa, todos los días, hasta la edad de 5 todos hablábamos español, todos entendíamos español. Luego cuando fuimos a la escuela queríamos ser ingleses.
—De niña traté de ser el estereotipo español. Me gustaba verme como una vaquera, como una chica en el sur en Andalucía, porque ese era mi concepto de España. Mi concepto de niña no fue el del vasco.
—Manuel Moreno, Carmen Coupland y David Cabrera. La decisión de sus padres de establecerse aquí probablemente no la hubieran visto y realmente tenían la intención de que la separación fuera breve. Las estremecedoras noticias del bombardeo de Guernica habían persuadido al gobierno inglés de poner a un lado las objeciones políticas y aceptar a los refugiados. Para entonces la situación era desesperada… (Traducción hasta minuto 5)


Para saber
En mayo de 1937 alrededor de 4.000 niños vascos fueron llevados en el decrépito barco a vapor el SS Habana del puerto español de Santurtzi. Esto se produjo a pesar de la oposición inicial del gobierno y de grupos de caridad que veían el traslado de los niños de su país de origen como dañino. Al arribar, dos días después, a Southampton los niños fueron dispersados por toda Inglaterra, con más de 200 chicos acomodados en Gales. La máxima edad permitida se estableció en 12 pero se elevó a 15. A mediados de setiembre “los niños”, como se los conoció, habían encontrado hogares con familias. La mayoría fueron repatriados a España después de la guerra, pero algunos 250 permanecieron en Gran Bretaña hasta el final de la segunda guerra mundial en 1945.
Estos chicos de la guerra española fueron evacuados a Gran Bretaña, Bélgica, la Unión Soviética, otros países europeos y México. Se los nombró los refugiados vascos, pero incluían también no vascos. Fueron embarcados en barcos contratados por el gobierno Vasco, leal a la república.
Aquellos en países occidentales fueron capaces de volver a sus familias después de la guerra, pero los que fueron llevados a la Unión Soviética, de familias comunistas, fueron prohibidos de retornar, por Stalin y por Franco. La primera oportunidad para muchos de ellos vino en 1956, tres años después de la muerte de Stalin. Los chicos vivieron en orfanatos soviéticos y fueron transferidos de un orfanato a otro de acuerdo al progreso de la segunda guerra mundial.

Vocabulario
The Basques (/bɑːsks/ or /bæsks/, Spanish: vascos [ˈbaskos]. Basques are indigenous to and primarily inhabit an area traditionally known as the Basque Country (Basque: Euskal Herria), a region that is located around the western end of the Pyrenees on the coast of the Bay of Biscay and straddles parts of north-central Spain and south-western France.

Artículos relacionados

De la web

Khaled Hosseini también habla de los refugiados en esta entrevista