Cómo vivimos ahora



Cómo vivimos ahora (The Way We Live Now) es una novela satírica de Anthony Trollope, publicada en Londres en 1875. Fue inspirada por los escándalos financieros de la década de 1870. Al final para saber: black-balling

… Esta carta fue dirigida a Nicolás Broune, editor de "Morning Breakfast Table", un diario de gran carácter; Y, como era el más largo, así era considerado como el más importante de los tres. El señor Broune era un hombre poderoso en su profesión, y era aficionado a las damas. Lady Carbury, en su carta, se llamaba a sí misma una anciana, pero estaba satisfecha de hacerlo por la convicción de que nadie más la miraba así. Su edad no será un secreto para el lector, aunque para sus amigos más íntimos, incluso para el señor Broune, nunca se había divulgado. Tenía cuarenta y tres años, pero llevaba sus años tan bien, y había recibido tales regalos de la naturaleza, que era imposible negar que ella era todavía una mujer hermosa…

Querido amigo,
Me he ocupado de que tenga las primeras hojas de mis dos nuevos volúmenes mañana o sábado a más tardar, para que pueda, si así lo desea, darle a una pobre luchadora como yo una recomendación en el periódico de la próxima semana. Usted y yo tenemos tanto en común, ¡y me he aventurado a halagarme de que somos realmente amigos! No lo halago cuando digo que un favor de su parte ayudaría más que de cualquier otro lado, sino también que la alabanza suya satisfaría mi vanidad más que cualquier otra alabanza. Creo que le gustarán mis "Criminal Queens"…
La segunda fue escrita al señor. Booker, del "Literary Chronicle". El señor Booker era un profesor de literatura muy trabajador, de ninguna manera sin talento, de ninguna manera sin influencia, y de ninguna manera sin conciencia. Pero, por la naturaleza de las luchas en que había estado comprometido, por los compromisos que poco a poco habían sido impulsados ​​por la invasión de los autores por un lado y por las exigencias del otro de los empleadores que sólo miraban a sus ganancias, había caído en una rutina de trabajo en la que era muy difícil ser escrupuloso y casi imposible mantener los manjares de una conciencia literaria. Ahora era un anciano de sesenta años de cabeza calva, con una gran familia de hijas, una de las cuales era una viuda que dependía de él con dos niños pequeños…
Estimado señor Booker,
Le he dicho al señor Leadham- [era el socio principal en la firma de los editores conocidos como Messrs. Leadham y Loiter] que le envíe una copia temprana de mis "Criminal Queens.”…
Luego estaba la carta al señor Ferdinand Alf. El señor Alf manejaba y, como se suponía, era propietario principal, del "Evening Pulpit" que durante los dos últimos años se había convertido en una propiedad, como los hombres ligados a la prensa tenían la costumbre de decir. El "Evening Pulpit" debía dar a diario a sus lectores todo lo que se había dicho y hecho hasta las dos de la madrugada de todos los líderes de la metrópoli y profetizar con una precisión maravillosa cuáles serían los dichos y hechos de las doce horas siguientes.
Personalmente el señor Alf era un hombre notable. Nadie sabía de dónde venía ni qué había sido. Se suponía que había nacido judío alemán y algunas señoras dijeron que podían distinguir en su lengua el más leve acento extranjero posible. Sin embargo, se le concedió que conocía Inglaterra como sólo un inglés puede saberlo. Durante el último año o dos había "ascendido" como dice la frase. Había sido prohibido en tres o cuatro clubes…. (The Way We Live Now, by Anthony Trollope. Traducción propia.)

He had been black-balled at three or four clubs… 

ballot box-balls
ballot box-balls

Para saber
Blackballing es un rechazo en un voto secreto, donde una bola blanca o voto constituye un voto de apoyo y una negra significa oposición. Este sistema es típicamente usado donde las reglas de un club instruyen que una o dos objeciones son suficientes para derrotar a una proposición. Desde el siglo 17 estas reglas se han aplicado en las elecciones de miembros de clubes de caballeros e instituciones similares tales como la masonería y las fraternidades.
Se provee una cantidad de bolas blancas y negras a los votantes. Cada votante auditivamente vota usando una sola bola en la caja de votación cubierta por una caja, de manera que los observadores pueden ver al que vota pero no como están votando. Cuando termina la votación la caja se abre y las bolas son mostradas: todos los presentes pueden ver el resultado inmediatamente, sin enterarse quien se opone.
Blackballing en mi traducción es prohibición.
De la web
The Way We Live Now. (British English Female Voice)

Un clásico que vale la pena leer: The Castle of Otranto