Evelyn Waugh



Evelyn Waugh (Arthur Evelyn St. John Waugh) viajó alrededor del mundo, conociendo a personalidades históricas y contando sus experiencias en libros de viajes y artículos de periódicos. Visitó Abisinia, el Congo belga, Creta y los Juicios de Núremberg, conociendo al Mariscal Tito

En la década del ´30 Evelyn Waugh viajó extensamente, frecuentemente como enviado especial de un diario. Por ejemplo, reportó desde Abisinia en la época de la invasión italiana de 1935. Sirvió en las fuerzas armadas británicas en la segunda guerra mundial, primero en Royal Marine y después en los Royal Horse Guards.
Un viaje subsecuente a través de las colonias británicas de África Oriental y el Congo belga formó la base de dos libros: el libro de viaje Remote People (1931) y la novela cómica Black Mischief (1932). El siguiente viaje prolongado de Waugh, en el invierno de 1932-1933, fue por la Guayana Británica (ahora Guyana) en América del Sur, posiblemente tomado para distraerlo de una pasión no correspondida por la socialité Teresa Jungman. A su llegada a Georgetown, Waugh organizó un viaje por río en un barco de vapor. Viajó por varios puestos hasta Boa Vista, en Brasil, y luego emprendió un viaje por tierra de regreso a Georgetown. Sus diversas aventuras resultaron en otros dos libros: su cuento de viajes Ninety-two Days, y la novela A Handful of Dust, ambos publicados en 1934.
En el verano de 1934 Waugh hizo una expedición a Spitsbergen en el ártico, una experiencia que no disfrutó y de la que hizo un uso literario mínimo.
Regresó a Abisinia en agosto de 1935 para informar sobre las etapas iniciales de la segunda guerra Ítalo-Abisinia para el Daily Mail.

En noviembre de 1940, Waugh fue enviado a una unidad de comando, y, después de más entrenamiento, la unidad navegó al Mediterráneo, donde participó en un intento fallido de recapturar Bardia, en la costa libia. En mayo, su unidad fue requerida para ayudar en la evacuación de Creta: Waugh se sorprendió por el desorden y su pérdida de disciplina y, como él lo vio, la cobardía de las tropas que salían.
Waugh sirvió en una misión militar a Yugoslavia y, a principios de julio, voló desde Bari, Italia, a la isla croata de Vis. Allí se encontraron con el mariscal Tito, el líder comunista de los partidarios, que lideraba la lucha guerrillera contra las fuerzas del ejército.
Marshal Tito, WWII
Marshal Tito, WWII
En marzo de 1946, visitó los juicios de Núremberg, y más tarde ese año, estuvo en España para la celebración del 400 aniversario de la muerte de Francisco de Vitoria, que se dice fue fundador del derecho internacional.
En febrero de 1947, hizo el primero de varios viajes a los Estados Unidos, en la primera instancia para discutir el rodaje de Brideshead. El proyecto se derrumbó, pero Waugh utilizó su tiempo en Hollywood para visitar el cementerio Forest Lawn, que sirvió de base para su sátira de las perspectivas americanas sobre la muerte, The Loved One. En 1951 visitó Tierra Santa, y en 1953 viajó a Goa para presenciar la exposición final antes del entierro de los restos del sacerdote misionero jesuita Francis Xavier del siglo XVI.

Para saber
Abisinia fue el reino que cubría la parte norte de la actual Etiopia.

El Congo belga fue una colonia belga en África central entre 1908 y 1960 en lo que es hoy la República Democrática del Congo.

Creta es la más grande y populosa de las islas griegas. La capital y la ciudad más grande es Heraklion. A 2011 la región tenía una población de 623.065 personas.

Josip Broz Tito fue un revolucionario y estadista yugoslavo. Durante la segunda guerra mundial fue el líder de los partisanos, considerado el movimiento de resistencia más efectivo en la Europa ocupada. Durante su presidencia fue considerado autoritario.

Los Juicios de Núremberg fueron una serie de tribunales militares, llevados a cabo por las fuerzas aliadas después de la segunda guerra mundial. Fueron notables por la persecución de prominentes miembros del liderazgo Nazi que planeó, llevó a cabo o participó en el Holocausto y otros crímenes.

Artículos relacionados

Fuentes

Una historia en el Congo belga: Heart of Darkness, de Joseph Conrad.