Arthur Conan Doyle

Arthur Ignatius Conan Doyle nació en Edimburgo en 1859. Su papá, Charles Altamont Doyle,  era inglés, y su mamá, Mary, irlandesa. La familia se separó debido al alcoholismo de Charles. Apoyado por tíos ricos Doyle fue enviado a una escuela Jesuita. Cuando terminó su educación se hizo agnóstico y luego místico espiritualista.

Doyle luchó para encontrar un editor. Su primer trabajo mostrando a Sherlock Holmes y al doctor Watson, A Study in Scarlet, fue publicado por Ward Lock & Co en 1886. La historia apareció luego en Beeton´s Christmas Annual y recibió buenas críticas. El personaje de Holmes fue modelado parcialmente en base a su profesor universitario Joseph Bell. Doyle escribiría: “Es gracias a usted que existe Sherlock Holmes… he tratado de construir un hombre centrado alrededor de la deducción, inferencia y observación que nos ha tratado de inculcar.” El doctor Watson le debe su apellido a un médico colega de Portsmouth, el doctor James Watson. Otros autores sugieren otras influencias, por ejemplo, el famoso personaje de Edgar A. Poe, C. Auguste Dupin.
La actitud de Doyle hacia su más famosa creación fue ambivalente. En 1891 le escribió a su madre: “Estoy pensando en matar a
Holmes… me toma demasiado tiempo.” En un intento por desalentar a los editores Doyle pidió más dinero por las historias de Sherlock pero estos estaban dispuestos a pagar lo solicitado. En consecuencia Doyle llegó a ser uno de los autores mejores pagados de su época.


Espiritualismo
Doyle siempre tuvo interés por la mística. En 1887 se unió a la Society for Psychical Research y fue también iniciado como masón.
Después de la muerte de su esposa Louisa en 1906, la muerte de su hijo Kingsley, y las muertes de su hermano, sus dos cuñados y sus dos sobrinos un tiempo después de la guerra, Doyle cayó en una depresión muy grande. Encontró cierta paz apoyando el espiritualismo y sus intentos de encontrar prueba de la existencia más allá de la tumba. Favoreció el espiritualismo cristiano e impulsó a la Spiritualists´National Union a aceptar el octavo precepto, el de seguir las enseñanzas y ejemplo de Cristo. También fue miembro de la reconocida organización The Ghost Club.
En 1920 Doyle debatió con el notable escéptico Joseph McCabe sobre espiritualismo. McCabe más tarde publicaría su evidencia en contra de Doyle y el espiritualismo en un libro titulado Is Spiritualism Based on Fraud? en el cual sostenía que Doyle había sido engañado por trucos de mediums.
Doyle fue amigo por un tiempo de Harry Houdini, el famoso mago quién fue un feroz oponente del espiritualismo en la década del 20 luego de la muerte de su madre. Aunque Houdini insistió que los mediums hacían trucos (y permanentemente los exponía como fraudes) Doyle se convenció que Houdini mismo poseía poderes sobrenaturales.
En 1922 el investigador físico Harry Price acusó al fotógrafo de espíritus William Hope de fraude. Doyle lo defendió, aunque otras evidencias de trucos fueron mostradas por otros investigadores. Doyle amenazó a Price con hacerlo expulsar del National Laboratory of Psychical Research si seguía criticando a los espiritualistas.
Doyle y el espiritualista William Thomas Stead fueron llevados a creer que Julius y Agnes Zancig tenían poderes síquicos. Creían que los Zancigs poseían poderes de telepatía. En 1924 estos confesaron que su acto de leer la mente era un truco y publicaron el código secreto y los detalles del método usado. En su libro The History of Spiritualism (1926) Doyle alabó los fenómenos y las materializaciones producidas por Eusapia Palladino y Mina Crandon, quienes fueron expuestas como fraude.

Otra historia de Conan Doyle: The Adventure of the Speckled Band, en inglés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus mensajes, comentarios o críticas. Serán bienvenidos