Jonathan Oldstyle



Washington Irving escribió estas Cartas de Jonathan Oldstyle en 1802, con temas como la sociedad o las críticas al teatro de la época.

Señor,
Nada es más intolerable para un viejo que la innovación en los viejos hábitos. Las costumbres que prevalecieron en nuestra juventud se convierten en queridas al avanzar en los años. Y no podemos soportar que se prohíban más que soportar que corten los árboles que nos han dado sombra en los días felices de nuestra infancia.

Aun yo, que ha ido con la corriente de la vida, que ha hecho humor en todos sus cambios, que se ha acomodado en gran medida a todas sus modas, no puedo sino sentir sensibilidad de este prejuicio. Frecuentemente suspiro cuando comparo entre el presente y el pasado. Y aunque no puedo dejar de reconocer que, en general, los tiempos son alterados para mejor, aun así hay algo, aun en las imperfecciones de las maneras que prevalecían en mi juventud, que es inexplicablemente atractivo.
No hay nada que parezca más extraño y ridículo que la manera en que los matrimonios modernos se conducen. Ambos mantienen la cosa en secreto como si hubiera algo escandaloso en la conexión. La dama positivamente niega que algo pase. Se reirá de su pretendido marido, y aun apuesta contra el evento, el mismo día antes de que tenga lugar. Se casan tan secretamente como sea posible y parecen estar orgullosos de las maniobras realizadas.
¡Qué diferente de las maneras del pasado! Recuerdo cuando mi tía Bárbara fue mencionada por “Squire Stylish”. Nada se escuchó durante todo el cortejo, excepto consultas y negociaciones entre amigos y parientes. El asunto fue considerado cuidadosamente, y al final se estableció una hora para la respuesta final. Nunca, señor editor, olvidaré la extraordinaria solemnidad de la escena. Toda la familia Oldstyle reunida en el conclave: mi tía Bárbara, vestida tan elegante como las mejores manos pudieron hacerlo.
Jane van Middlesworth Bellis Sousa (b. 1862)

Jane van Middlesworth Bellis Sousa (b. 1862)

high cushion, enormous cap, long waist, prodigious hoop, ruffles that reached to the end of her fingers, and a gown of flame-coloured brocade, figured with poppies, roses, and sun-flowers.

Nunca se vio tan sublimemente hermosa. El pretendiente entró a la habitación con el rostro adecuado para la solemnidad de la ocasión. Estaba vestido en un traje escarlata de terciopelo, su saco decorado con una profusión de botones grandes de seda, y los bordes endurecidos con una yarda de buckram: una peluca larga, bien empolvada, adornaba su cabeza. Y medias de seda azul oscuro, se extendían sobre sus rodillas, agraciando sus extremidades. Los bordes de su camisa alcanzaban las hebillas de sus rodillas y… (Cartas de Jonathan Oldstyle, de Washington Irving)


La traducción
En la traducción de Jonathan Oldstyle lo más difícil fue entender las palabras relativas a la ropa usada en aquella época, y si valía la pena traducirlas, ya que la mayoría de mis alumnos solo quiere aprender algo práctico, actual y que les sirva en sus trabajos, viajes, etc. ¿A qué entonces traducir estos términos ya arcaicos? Sin embargo, si siguen la lectura con el audio, también disponible en internet, pueden escuchar la pronunciación, que tanto nos cuesta a los latinos.

Artículos relacionados

De la web
Letters of Jonathan Oldstyle, from Librivox.



El clima ahora
A diferencia de Washington Irving, que ya no tiene que preocuparse por el clima, aquí en Salta estamos entre el frío y el calor esta temporada. Empezando el otoño, por estos lugares no hemos podido guardar nuestro vestuario de verano, todavía seguimos usando frescas remeras de algodón porque las temperaturas, especialmente a la tarde, siguen en los 25 o 28 grados centígrados. ¡Sí, como lo escuchan!


Suscríbete al blog para recibir traducciones de los clásicos.