El empapelado Amarillo



La protagonista describe su condición: no debe trabajar por recomendación médica, aunque ella siente que alguna actividad estimulante le hará bien. El lugar donde está con su marido es un lugar hermoso, rodeado de jardines y parques y plantas, y aun así siente que algo extraño hay alrededor… El cuento de Charlotte Perkins Gilman, El empapelado Amarillo (The Yellow Wall Paper)

Es muy raro que gente ordinaria como John y yo alquilemos casas para el verano.
Una mansión colonial, una propiedad hereditaria, una casa encantada diría, y alcanzar la felicidad romántica pero eso sería pedir demasiado.
Aun así declararía orgullosamente que hay algo raro.
De otra forma ¿cómo se alquilaría tan barato? ¿Y por qué ha estado tanto tiempo sin alquilar?
John se ríe de mí, por supuesto, pero uno espera eso en el matrimonio.

John es práctico al extremo. No tiene paciencia con la fe, tiene un intenso horror de las supersticiones y se burla de cualquier charla que no se sienta y se vea y pueda ser puesta en números.

IT is very seldom that mere ordinary people like John and myself secure ancestral halls for the summer…

John es médico, y tal vez (no lo diría a nadie, pero esto es solo papel), tal vez esta es una razón por la que no me lleve bien con él más rápido.
¡Él piensa que no estoy enferma!
¿Y qué puede uno hacer?
Si un médico de gran prestigio y el propio marido aseguran a los amigos y parientes que no pasa realmente nada con uno, excepto una depresión nerviosa temporaria, una ligera tendencia histérica, ¿qué hace uno?
Mi hermano también es médico, y también de gran prestigio, y él dice lo mismo.
Por lo que tomo fosfatos o fosfitos, lo que sea, y tónicos y viajes y aire y ejercicio, y se me prohíbe absolutamente “trabajar” hasta que me ponga bien.
Personalmente no estoy de acuerdo con sus ideas.
Personalmente creo que un trabajo amable, excitante y original, me haría mucho bien.
Pero ¿qué puede uno hacer?
Escribí por un tiempo a pesar de ellos, pero realmente me cansa en gran manera, tener que esconderme para hacerlo o aguantar una fuerte oposición.
Algunas veces pienso que en mi condición si tuviera menos oposición y más sociedad y más estímulos, pero John dice que lo peor que puedo hacer es pensar sobre lo mío, y confieso que siempre me hace mal.
Por lo que voy a dejarlo y hablar sobre la casa.
¡Es el lugar más hermoso! Bastante solitario, alejado del camino, a unas tres millas de la villa. Me hace pensar en lugares ingleses de los que lees, porque hay cercas y paredes y portones que encierran y numerosas casitas separadas para los jardineros y las personas.
¡Hay un jardín delicioso! Jamás vi un jardín como ese, grande y sombreado, lleno de caminitos con árboles llenos de frutas, con asientos debajo de ellos.
Había invernaderos, también, pero están todos abandonados ahora.
Había un problema legal, creo, algo sobre los herederos. De todos modos, el lugar ha estado vacío por años.
Hay algo extraño acerca de la casa, puedo sentirlo.
Incluso le dije a John una noche de luna, pero me contestó que era una corriente de aire y cerró la ventana.
Me enojo con John algunas veces, sin razones. Estoy segura que yo no era tan sensible. Pienso que es debido a esta condición nerviosa.
Pero John dice que si me siento así voy a dejar mi auto control. Por lo que me esfuerzo en controlarme, al menos delante de él, y eso me agota.
No me gusta nuestra pieza ni siquiera un poco. Yo quería una abajo que abría al parque y tenía rosas sobre la ventana y hermosas y antiguas cortinas de algodón… (Traducción y adaptación propia de The Yellow Wall Paper, de Charlotte Perkins Gilman)

Vocabulario
Hall, a corridor, a meeting room, a manor house, a building providing student accommodation at a university or the principal room of a secular medieval building.
Para saber
Charlotte Perkins Gilman (1860 - 1935) fue una prominente feminista norteamericana, socióloga, novelista, poeta y activista de reformas sociales.
Artículo relacionado
Kate Chopin, escritora de escándalos y fuertes contenidos en su época.