Wikipedia prohibida



Otro caso de censura

El título llamó la atención: Wikipedia había sido prohibida en Turquía. En Argentina no se hablaba demasiado del hecho y pasaba inadvertido, sin embargo, no deja de ser preocupante para los amamos la libertad. ¿Qué pasó?

El gobierno turco prohibió el acceso a Wikipedia y los usuarios no podían editar o comentar contenidos relacionados al gobierno turco, a la libertad de expresión, a la relación del gobierno con el terrorismo y a la libertad de acceder al sitio que se nos venga en gana. Simplemente porque nos gusta o queremos perder nuestro tiempo.

Blocking websites is a common tool of the Turkish authorities: Twitter, Facebook and YouTube have suffered the same fate several times, and numerous anti-government sites are inaccessible.

Después de “cuidadosas consideraciones el gobierno, teniendo en cuenta la ley 5651, que gobierna internet, ha decidido actuar contra Wikipedia, sin dar mayores explicaciones.”

Wikipedia ya había sido requerida con que quitara contenido que relacionaba al gobierno con el apoyo a sectores terroristas, como el sitio no respondió el gobierno actuó con la prohibición.
Parlamentarios turcos criticaron la prohibición. Eren Erdem subrayó que la medida pone a Turquía en línea con Corea del Norte, y Baris Yarkadas la llamó “censura y una violación de los derechos a tener acceso a información.”
Télam, La Nación e Infobae de Argentina informaron sobre el incidente sin hacer mayores comentarios. The New York Times, por el contrario, reportó sobre los cientos de intentos de cuartar la libertad de expresión en los medios de comunicación, Twitter, Facebook y Google, especialmente cuando se trata de información negativa para el gobierno de Recep Erdogan.

“… as I walked down Istanbul I could see endless propaganda supporting Erdogan´s presidential system to replace parliamentary system, giving the president enormous power… many sites have been banned and journalists, opposing the government, persecuted… there is a site, Geliyoo, supported by the government, that tracks down enemy content and blocks them.”

El mundo de la literatura y de los libros tampoco se salva de la censura y la prisión en Turquía. El gobierno de Erdogan, después del fracasado golpe de estado en el verano, encerró a varios periodistas y escritores:
Asli Erdogan, novelista y promotor de los derechos humanos, enfrenta cargos de pena de por vida.
Ahmet Altan, junto a su hermano Mehmet, por “mensajes subliminales” durante apariciones en televisión.
Orhan Pamuk, ganador del premio nobel de literatura, “los comentarios políticos son peligrosos en Turquía”.
Irfan Sanci, dueño de Sel Publishing, ha sido acusado por obscenidad diez veces por los libros que publicó, de William S. Burroghs y Gillaume Appollinaire.
Necmiye Alpay, crítico literario, está preso por “traidor”.

Los gobiernos piensan que con la censura, el hostigamiento, la prisión, y la persecución pueden callar la voz de los que demandan. Ha pasado antes y está pasando ahora, en muchos lugares. Argentina no queda exenta. Durante el gobierno de Cristina Kirchner se persiguió al que pensaba diferente, y se tenía que hacer “periodismo militante” o eras enemigo del gobierno. Ahora con el gobierno de Mauricio Macri las cosas mejoraron un ciento por ciento, una lástima que no se aproveche la libertad para el bien, el “trabajar por el bien de todos” y el denunciar la censura venga de donde venga, de izquierda o de derecha.
Buen domingo.


Artículos en preparación 
Orhan Pamuk
Fuentes
Turkey’s Online Censorship, The New York Times, The Opinion Pages.
Propaganda in Istanbul, The New York Times, Sunday Review.