El diamante tan grande como el Ritz

John T. Unger viene de una conocida familia en Hades y ahora sus padres quieren que estudie en la prestigiosa St. Midas´s School, cerca de Boston aunque lejos de su hogar. Su mamá ya preparó su valija y papá le entregó un sobre con plata. De la pluma de F. Scott Fitzgerald la novela El diamante tan grande como el Ritz.

La escuela de San Midas está a media hora de Boston en un Rolls-Pierce. La distancia real nunca se sabrá, porque nadie, excepto John T. Unger, había llegado allí en un Rolls-Pierce y probablemente nadie lo hará de nuevo. Midas es la escuela más cara y exclusiva en el mundo.
Los primeros dos años de John pasaron gratamente. Los padres de los chicos eran ricos, y John pasó su verano visitando los lugares de moda. Mientras que él era muy amigo de todos los chicos que visitó, le pareció que los padres eran iguales. Cuando le decían dónde estaba su casa le preguntaban jovialmente, "¿bastante caluroso allí?" y John sonría levemente y respondía, "Ciertamente lo es." Su respuesta habría sido más contundente si no hubieran hecho todos esta broma-en el mejor de los casos variando con, "¿Es lo suficientemente caluroso allí?" lo que odiaba de igual manera.

En la mitad de su segundo año en la escuela, un chico tranquilo, atractivo, llamado Percy Washington llegó a la clase de John. El recién llegado era agradable y muy bien vestido, incluso para San Midas, pero por alguna razón se mantuvo al margen de los otros chicos. La única persona con la que era íntimo fue John T. Unger, pero incluso con John era poco comunicativo respecto de su casa o su familia. De que era rico no quedaban dudas, pero más allá de unas pocas deducciones John sabía muy poco de su amigo, por lo que fue satisfactorio para su curiosidad cuando Percy lo invitó a pasar el verano en su casa "en el oeste." Aceptó, sin dudar.
Fue sólo cuando estaban en el tren que Percy se volvió, por primera vez,  comunicativo. Un día, mientras estaban almorzando en el coche comedor y discutiendo sobre los chicos de la escuela, Percy cambió de repente su tono e hizo una observación abrupta.
- Mi padre – dijo - es el hombre más rico del mundo.      
- Oh - dijo John cortésmente -. No se le ocurrió comentario alguno. A su juicio un "Que bien", sonaba hueco y estuvo a punto de decir: "¿En serio?" pero se abstuvo puesto que parecería cuestionar la declaración de Percy. Y una declaración tan asombrosa apenas podía ponerse en duda.
- Por mucho, el más rico - repitió Percy.
- Estaba leyendo en el Almanaque Mundial - comentó John - que había un hombre en América con un ingreso de más de cinco millones de dólares al año y cuatro hombres con ingresos de más de tres millones de dólares y…
- Oh, no son nada - La boca de Percy era una media luna de desprecio - Capitalistas de medio pelo, pequeña fritura financiera, pequeños comerciantes y prestamistas. Mi padre podría comprarlos a todos y no darse cuenta de ello.
- Pero, ¿cómo él… (Traducción/adaptación propia de El diamante tan grande como el Ritz, de F. Scott Fitzgerald)

Vocabulary
En Estados Unidos  college prep schools son instituciones privadas que se enfocan en proveer una rigurosa educación académica, eventos atléticos, actividades extracurriculares y oportunidades de liderazgo a nivel secundario (de 9 a 12 grado). Tienen una cuota variada (entre $10.000 y $40.000 o más al año)
Pierce-Arrow Motor Car Company  tenía su base en Buffalo, New York, y estuvo activa entre 1901 y 1938. Aunque era más conocida por sus caros y lujosos autos, Pierce-Arrow también fabricó camionetas, camiones de bomberos, motocicletas y bicicletas.

About the book         
Percy señala que su padre tiene un diamante más grande que el Ritz-Carlton. Unger llega a Montana, el único lugar del país que no ha sido medido. Los ancestros de Percy se remontan hasta George Washington y Lord Baltimore. Su abuelo había decidió dejar Virginia con sus esclavos y dedicarse a la ganadería. Descubre una mina de diamantes…

Resources
Para leer en ingles: The Diamond as Big as the Ritz

Comenta tu impresión sobre el libro o suscríbete al blog para recibir mis notas sobre los clásicos.