Lolita



Lolita es una novela de Vladimir Nabokov, publicada en 1955, sobre un profesor de literatura obsesionado con una chica de 12 años, Dolores, con quien se involucra después de convertirse en su padrastro. Al final una entrevista a Jeremy Irons y Dominique Swain, protagonistas de la historia en el cine…

Lolita, luz de mi vida, fuego de mi interior. Mi pecado, mi alma. Lo-li-ta: la punta de la lengua toma tres pasos en el paladar para tocar en el diente. Lo. Li. Ta. Era Lo, simplemente Lo, en la mañana, cuatro pies diez en una media. Era Lola en pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores en la fila. Pero en mis brazos ella siempre era Lolita. ¿Tenía un precursor? Sí. No habría habido Lolita si no hubiera amado, un verano a una muchacha-niña. En un principado cerca del mar. ¿Cuándo? Años antes que naciera Lolita. Siempre pueden contar con el asesino para un estilo de prosa divertido. Señoras y señores del jurado, la prueba número uno es lo que los serafines… (El comienzo, cap. 1)


Tenés que ser un artista o un loco, una criatura de infinita melancolía, con una pizca de caliente veneno en tus intestinos y un fuego súper voluptuoso permanentemente ardiendo en tu espina sutil, para discernir, por algún signo, la sutil felina línea de su pómulo, la delgadez de una extremidad aterciopelada, y otros índices que la desesperación y la vergüenza y las lágrimas de ternura me prohíben tabular. La pequeña sinvergüenza entre los saludables niños se eleva entre ellos irreconocible e inconsciente de sus fantásticos poderes… (Cap. 1)

Mi muy fotogénica madre murió en un raro accidente (picnic, rayo) cuando tenía tres, y salvo un poco de calor en el pasado más oscuro, nada de ella subsiste dentro de los huecos de mi memoria, sobre la cual, si todavía puedes soportar mi estilo (estoy escribiendo bajo observación) el sol de mi infancia se ha… (Capítulo 2)

Hay dos tipos de memoria visual: una cuando recreas una imagen en el laboratorio de tu mente, con tus ojos abiertos (y allí la veo a Annabel en términos generales como: de piel color miel, brazos delgados, pelo corto y castaño, pestañas largas, boca grande y brillante). Y la otra cuando la evocas instantáneamente, con los ojos cerrados, en el oscuro interior, la réplica objetiva, absolutamente óptica de la cara amada, un pequeño fantasma en colores naturales (y esta es la forma como la veo a Lolita)… (Capítulo 3)   

También supe que el shock de la muerte de Annabel consolidó la frustración de aquel sueño de verano, hizo un obstáculo permanente de cualquier romance a través de los fríos años de mi juventud. Lo espiritual y lo físico se había mezclado en nosotros con una perfección que permanece incomprensible para los crudos, fríos jóvenes de hoy. Mucho después de su muerte sentía sus pensamientos flotar a través de los míos. Mucho antes de que nos encontremos teníamos los mismos sueños. Comparamos notas. Encontramos extrañas afinidades. El mismo junio del mismo año (1919) un perdido canario había entrado en su casa y en la mía, en dos completamente separados países. ¡Oh Lolita, me amabas tanto!... (Capítulo 4)

He reservado para la conclusión de mi fase de “Annabel” el recuento de nuestro primer fracasado encuentro. Una noche se dio mañas para escapar la viciosa vigilancia de su familia. En una nerviosa mimosa en la parte de atrás de su villa encontramos un lugar en las ruinas de una pared baja. A través de la oscuridad podíamos ver las ventanas iluminadas como juegos de cartas. Ella tembló mientras besaba el costado de su boca abierta y el caliente lóbulo de su oreja. Un grupo de estrellas brillaron pálidamente sobre nosotros, entre las siluetas de delgadas hojas. Ese vibrante cielo parecía tan desnudo como ella debajo de su delgada capa. Vi su cara en el cielo, extrañamente distintiva como si emitiera una ligera radiación propia. Sus piernas, sus adorables piernas, no estaban demasiado juntas, cuando mi mano localizó lo que buscaba, una soñadora expresión, mitad placer, mitad dolor, vino sobre sus rasgos de niña. Se sentó un poco más arriba que yo, y cuando en su solitario éxtasis me besaba, su cabeza se inclinaba… (Capítulo 4. Traducción propia)

De la web
Why 'Lolita' Remains Shocking, And A Favorite … The prose is by turns passionate and… (From NPR)
Lolita by Vladimir Nabokov – review … Throughout reading this text and even for months afterwards I found myself asking the same questions over and over again. Was I being tricked just like Lolita, into thinking that Humbert was to be trusted? ... (The Guardian)

Artículos relacionados
Sons and LoversSons and Lovers es una novela de D. H. Lawrence, publicada en 1913. Inicialmente recibió una recepción más bien crítica…

Fuentes
Wikiquote 

Punto final para el blog. La vida es así, llena de cambios y desafíos, lo que es bueno. Voy a extrañar Clásicos porque me enseñó que lo bueno está más cerca de lo que uno cree. Gracias a los que nos siguieron. Un abrazo y nos vemos en otro lugar del universo.