Norte y Sur

Margaret recuerda cómo llega a vivir con su tía en Londres y lo triste que se sentía al alejarse de sus padres. Del clásico de Elizabeth Gaskell, Norte y Sur.

Margaret oyó la voz de su tía de nuevo, pero esta vez fue como si se hubiera levantado de su posición de medio reclinada, y estuviera buscando en la sala de dibujo de atrás más débilmente iluminada.
— ¡Edith! ¡Edith! —exclamó ella; y luego se dejó caer como cansada por el esfuerzo. Margaret dio un paso adelante.
—Edith está dormida, tía Shaw. ¿Hay algo que pueda hacer?
Todas las mujeres dijeron '¡Pobre niña!' al escuchar esta angustiante noticia sobre Edith; y el diminuto perro faldero en los brazos de la señora Shaw comenzó a ladrar, como si estuviera excitado por la explosión de piedad.
—Silencio, ¡Tiny! ¡Que traviesa niña! Vas a despertar a tu dueña. Fue sólo para pedir a Edith que le dijera a Newton que trajera sus chales. Tal vez puedas ir tú, ¿querida Margaret?

Margaret subió al antiguo dormitorio en la parte superior de la casa, donde Newton estaba ocupado levantando unos cordones que se requerían para la boda. Mientras Newton iba (no sin un gruñido entre dientes) a buscar los chales, que ya habían sido expuestos cuatro o cinco veces durante el día, Margaret miró a su alrededor, la primera habitación en la casa con la que ella se había familiarizado hace nueve años, cuando la trajeron, toda salvaje del bosque, para compartir la casa, el juego y las lecciones de su prima Edith. Recordó la oscuridad de la habitación de Londres, presidida por una enfermera austera y ceremoniosa, que era terriblemente particular, sobre las manos limpias y vestidos rasgados. Ella recordó el primer té allí, separada de su padre y su tía, que estaban cenando en algún lugar debajo de una profundidad infinita de escaleras, porque a menos que estuviera en el cielo (pensó la niña), debían estar en el fondo de las entrañas de la tierra. En casa, antes de venir a vivir en Harley Street, el vestidor de su madre había sido su cuarto, y, ya que comían temprano, Margaret había tenido siempre sus comidas con su padre y madre. ¡Oh! Bien recuerda la imponente chica de dieciocho las lágrimas derramadas con tanta pena por la niña de nueve años, mientras ocultaba su rostro bajo la ropa de cama, en la primera noche, y cómo se le ordenó no llorar por la enfermera, ya que perturbaría a la señorita Edith; y cómo había llorado amargamente, pero en voz más baja, hasta que su recién conocida y hermosa tía subiera con el señor Hale para mostrarle a su pequeña hija dormida. A continuación, la pequeña Margaret había silenciado sus sollozos, y trató de quedarse quieta como dormida, por miedo de hacer infeliz a su  padre por su dolor, que no se atrevía a expresar ante su tía, y que pensó que estaba mal expresar dolor después de la larga espera, y la planificación que se había atravesado en casa, antes de que su vestuario pudiera armarse de manera de adaptarse a las circunstancias, y antes de que papá pudiera dejar su parroquia para llegar a Londres, aunque sea por unos días.
harley street
Letter to a Harley Street
Resident, 1771
Ahora había llegado a amar el viejo cuarto, a pesar de que no era más que un lugar desmantelado; y miró alrededor, con una especie de arrepentimiento, con la idea de dejarlo para siempre en tres días.
— ¡Ah Newton! —Dijo —Creo que todos vamos a sentir dejar esta vieja y querida sala.
—De hecho, señorita, yo no lo haré. Mis ojos no son tan buenos como eran, y la luz aquí es tan mala que no puedo ver cómo reparar cordones excepto justo a la ventana, donde siempre hay una corriente, lo suficiente para matar a cualquiera.
… there's always a shocking draught—enough to give one one's death of cold.'
—Bueno, me atrevo a decir que tendrá una buena iluminación y mucho calor en Nápoles. Usted debe mantener la mayor cantidad de zurcido como sea posible hasta entonces. Gracias, Newton, puedo llevarlas abajo, está ocupado.
Así Margaret bajó cargada de chales, y oliendo su picante olor oriental. Su tía le pidió quedarse como una especie de maniquí, como Edith todavía estaba dormida. Nadie pensó en ello, pero la alta y fina figura de Margaret, en el vestido de seda negra, que estaba usando como luto por algún pariente lejano de su padre, daba un buen marco a los largos y hermosos pliegues de los magníficos chales que habrían ahogado a Edith. Margaret se puso justo debajo de la lámpara, muy silenciosa y pasiva, mientras su tía ajustaba las telas. De vez en cuando, ya que ella se daba la vuelta, alcanzaba a verse a sí misma en el espejo sobre la repisa de la chimenea, y sonreía a su propia imagen allí, las características familiares con el atuendo habitual de una princesa. Tocó los chales con cuidado, ya que colgaban alrededor de ella, y sintió placer en su suave tacto y sus colores brillantes, y más bien le gustó ser vestida con tal esplendor, disfrutando tanto como lo haría un niño, con una tranquila sonrisa de satisfacción en sus labios. En ese momento se abrió la puerta, y el señor Henry Lennox se anunció repentinamente. Algunas de las damas se alarmaron, medio avergonzadas de su femenino interés en el vestir. La señora Shaw tendió la mano al recién llegado. Margaret se quedó completamente inmóvil, pensando que podría ser aún querida como una especie de modelo para los chales, pero mirando al señor Lennox con una cara brillante, divertida, como segura de su simpatía en su sentido de lo absurdo al ser así sorprendida… (Párrafos de Norte y Sur, de Elizabeth Gaskell. Traducción propia con ayuda de Google Translation, como siempre)

Vocabulario
Draught and draft are both pronounced (/drɑːft/).
In British English, a draught is a current of air coming into a room or vehicle.
The draught from the window stirred the papers on her desk.
In American English, this is spelled draft.
A draft of steamy air blew out at them and Meers said, 'Jesus, we left the heat on'.

Para saber
Harley Street es una calle en Marylebone, Londres central, notable desde el siglo 19 por su gran número de especialistas privados en medicina y cirugía.

Artículos relacionados

De la web
North and South, to listen from Librivox.