Un tranvía llamado deseo

Una pequeña obra maestra de Tennessee Williams que bien podría haber sido escrita en esta época, con un toque de maldad y otro de sexo.  En nuestra Salta, de tanta pobreza e inmensa clase media, las casas que albergan a los padres, junto a sus hijos y esposas, con historias de violaciones de uno y otro lado, son comunes. Señoras y señores Un tranvía llamado deseo…

Después de la pérdida de la casa de la familia, Belle Reve, ante los acreedores, Blanche DuBois viaja desde el pequeño pueblo de Laurel, Mississippi, a New Orleans para vivir con su hermana más joven, Stella, y su cuñado, Stanley Kowalski. Blanche, con treinta y pico de años, y sin dinero, no tiene a donde ir.
Blanche se ha tomado unos días de descanso de su trabajo como maestra de ingles debido al stress. Lamenta el estado de deterioro del departamento de dos ambientes de su hermana. Ve a Stanley como ordinario. Stanley, en venganza, no se preocupa por Blanche y resiente su presencia.
Stanley quiere saber sobre el primer matrimonio de Blanche. Esta se había casado muy joven pero su marido murió, dejándola sola. La memoria de su marido le causa cierta emoción. Stanley, en la creencia de que podría haber sido engañado con la herencia, quiere conocer qué pasó con Belle Reve, una gran plantación y la casa de la familia DuBois. Blanche muestra los documentos relacionados con la plantación. Mientras ojea en los papeles Stanley observa algunas cartas de Blanche. Stanley le informa que Stella va a tener un bebé.

Blanche conoce a Mitch, compañero de juego de póker de Stanley. Su cordialidad lo hace destacar de entre los demás. Conversan amigablemente y Blanche es capaz de atraer al hombre. De pronto, debido a las interrupciones, Stanley, en su borrachera, golpea a Stella. Blanche y Stella se refugian en la casa de la vecina, Eunice. Cuando Stanley recupera sus sentidos busca a Stella a los gritos llamándola desde el patio. Stella retorna con Stanley. Blanche y Mitch conversan en las escaleras donde Mitch se disculpa por la conducta de Stanley.
Blanche siente extrañeza que Stella vuelva con su marido después de la conducta de éste. A la mañana siguiente Blanche corre a Stella y describe a Stanley como a un bruto, aunque ésta le asegura que están bien. Stanley escucha la conversación pero se mantiene en silencio. Cuando Stanley entra Stella lo abraza y lo besa dando a entender que la baja opinión de Blanche no le importa.
Pasan las semanas y Blanche y Stanley continúan sin llevarse bien. Blanche siente que puede confiar en Mitch. Durante un encuentro Blanche le confiesa que estuvo casada con un joven al que luego descubriría con otro hombre. La historia conmueve a Mitch quien siente que ambos se necesitan. Parece que se van a casar.
Más tarde Stanley cuenta a Stella que ha estado averiguando sobre Blanche. Según él Blanche fue despedida por tener relaciones con un estudiante en una escuela. También cuenta que vivió en un hotel de mala fama. Stella se enoja por la crueldad de Stanley ya que también se entera que le habría contado a Mitch sobre estos rumores. La pelea se corta cuando Stella empieza a tener dolores de parto.
Blanche y Mitch se vuelven a encontrar y éste le cuenta los dichos de Stanley. Blanche se confiesa y pide perdón. Mitch la rechaza y avanza hacia ella con la intención de violarla pero Blanche puede escapar.
Cuando Stella tiene el bebé Stanley y Blanche quedan solos en el apartamento. En una confrontación final se sugiere que Stanley la viola, resultando en una crisis psicótica.
Semanas después, en otro partido de póker en el apartamento de los Kowalski, Stella y Eunice acomodan las pertenencias de Blanche. Esta ha sufrido una crisis mental y será encerrada en un hospital mental. Aunque Blanche le confesó la verdad sobre el ataque sexual de su marido Stella no puede creerle.
Cuando los doctores vienen a buscarla Blanche se resiste. Mitch, presente en el juego, no puede evitar derramar unas lágrimas. Cuando los doctores la llevan Blanche repite “siempre he dependido de extraños”. El juego de póker continúa mientras Stanley consuela a Stella.

¿Qué te pareció la historia? Ojalá hubiera salido de mi imaginación. Es una historia fuerte y conmovedora. Mandanos tu opinion.

Vocabulario

Blanche laments the shabbiness of her sister’s two-room flat (Showing signs of wear and tear)

Referencias


Related articles