Anne of Green Gables, resumen

La señora Rachel vivía en Avonlea, una pequeña población al lado de un pequeño arroyo. Esta señora se ocupaba tanto de sus asuntos como del de los demás. Y no era como aquellas señoras que descuidaba sus funciones. Así que cuando no estaba en la iglesia tejía sus mantas mientras observaba a todo aquel que pasaba por el camino al frente de su ventana.
Una tarde la señora divisó a Matthew Cuthbert, bien vestido, pasando por el camino que llevaba fuera de Avonlea. Esto despertó su curiosidad, ¿Qué hacía Matthew? ¿Es que había pasado algo en Green Gables, la granja de los Cuthbert? La señora Rachel recorrió el corto camino que la separaba de la próxima granja.
Marilla, hermana de Matthew, esperaba la visita de Rachel. Sabía que nada pasaba inadvertido para la curiosa señora. La recibió en la cocina. Rachel observó que la mesa estaba puesta para tres comensales. Allí conoció la noticia: ¡los Cuthbert iban a adoptar un niño! Sería de ayuda para Matthew que ya estaba poniéndose viejo. Rachel comentó algunos casos de niños que habían intentado asesinar a sus padres adoptivos, todos lo habían leído en las noticias de los diarios. Marilla la tranquilizó pues tenían la intención de adoptar un niño canadiense con las mismas costumbres que ellos.

La noticia era casi un escándalo. Rachel no tenía tiempo para esperar la vuelta de Matthew con el niño adoptado. Debía hacer conocer la noticia en todo el pueblo. ¡Los Cuthbert adoptando un niño! ¿Dónde se había visto algo así?
Anne, Anime. Wikipedia
Matthew era un solitario solterón que tenía casi aversión por las mujeres. Siempre esperaba las miradas burlonas de las niñas del pueblo. No gustaba de conversar y se concentraba en su trabajo en la granja. Al recibir la noticia que el niño del orfanato estaba llegando se dirigió a la estación de trenes. En la estación el jefe le informó que una niña había llegado al lugar y que esperaba sentada sobre unos leños. Matthew pensó que debía tratarse de un error. Le habían encargado a una señora un niño para ayudar en las tareas de la granja. No una niña.
La niña sentada sobre los leños, de nombre Anne, había esperado un buen tiempo en el andén. Al ver aparecer a Matthew se acercó. Efectivamente había sido traída por una señora y encargada al jefe de la estación para ser entregada a la familia Cuthbert. Le contó a Matthew lo mucho que había esperado poder tener una familia. Su vestido era muy sencillo y su pelo muy rojo. Todo le causaba admiración.
Matthew decidió llevar a la niña a la granja para que fuera Marilla la que le dijera que se trataba de una equivocación, que la familia no quería una niña. En camino de regreso Anne se mostró encantada por tener la posibilidad de vivir en un lugar tan lindo, con bosques hermosos, un río tan bonito y una familia que por fin podría decir que era suya. La niña hablaba sobre todas las cosas que le habían faltado en su vida.
Al llegar al lugar Marilla salió a recibirlos. Grande fue su sorpresa cuando del carro bajó una niña. “Debe ser una confusión”, se dijo. Esto pasaba por no hacer las cosas ellos mismos. Al darse cuenta de la situación Anne se entristeció. Era demasiado bueno para ser cierto. Nadie la quería. Debía volver al orfanato.
Marilla le preparó algo de comer y le recomendó que descansara. Al día siguiente resolverían la situación. Matthew se mostró algo inquieto: “podrían hacer un bien en caso de adoptarla”. Anne podría servir de compañía a la hermana y él podría contratar a un joven para ayudar en las tareas de la granja. Marilla no estaba convencida, no estaba segura de cómo tratar a una niña… (hasta el capítulo 4, aproximadamente)

¿Cómo era Anne?
Una niña de 11 años, que tenía un vestido ordinario con sombrero de marinero. Debajo del sombrero se veían dos trenzas pelirrojas. Su cara era pequeña con muchas pecas. Su boca era grande y sus ojos verdes o grises de acuerdo a la luz. Un buen observador diría que poseía un alma extraordinaria.

¿Cómo era Matthew?
Matthew temía a todas las mujeres a excepción de Marilla y la señora Rachel, sentía que las misteriosas criaturas se reían secretamente de él. Tenía una figura poco graciosa y el pelo gris que le llegaba a los encorvados hombros. Poseía una barba suave y llena que había llevado siempre desde sus veinte años.

¿Cómo era Marilla?
Era alta y delgada. Una mujer con escasas curvas. Su cabello negro ya mostraba algunas fintas grises y siempre lo llevaba atado en un pequeño rodete. Parecía una mujer de poca experiencia y rígida conciencia. Tenía algo en su boca que indicaba sentido de humor.

Del original inglés “Anne of Green Gables” de Lucy M. Montgomery


Si te gustó esta historia y querés leer algo más hacénos llegar tu inquietud 

Donemos un libro para las escuelitas de Salta.