Conociendo a Miss Gostrey



Strether comienza a hablar con una norteamericana con la que había viajado, la señorita Gostrey. De la obra de Henry James, Los embajadores
Le pasó la tarjeta y tan pronto como ella la tuvo notó la diferencia.
—Me gusta su nombre —observó.
— ¡Oh, no creo que lo haya escuchado con anterioridad! Sin embargo él tuvo el presentimiento que sí lo había escuchado.
Ella lo leyó una y otra vez como alguien que no lo ha visto antes.
—El señor Lewis Lambert Strether.
Ella repitió que le gustaba.
—Particularmente Lewis Lambert. Es el nombre de una novela de Balzac.
—Lo sé —dijo Strether.
—Pero la novela es terriblemente mala.
—Eso también lo sé —Strether sonrió. A lo cual añadió con una irrelevancia que era solo superficial:
—Vengo de Woollett Massachusetts.
Esto la hizo reír. Balzac había descripto muchas ciudades, pero no había descripto Woollett Massachusetts.
—Lo dice como si quisiera que uno supiera lo peor —respondió ella.
—Es algo sobre lo que tengo que trabajar —dijo él —de lo que se debe haber dado cuenta. Siento que es algo que tengo que hablarlo.

—Lo peor, ¿quiere decir?
—El hecho de dónde vengo. Que si pasara algo no podría decir que no fui sincero.
—Ya veo —y la señorita Gostrey pareció realmente interesada en lo que había dicho. Pero ¿qué piensa que sucede?
Aunque no era tímido, lo que era algo anómalo, Strether miró alrededor sin ver sus ojos. Un movimiento que era frecuente en el al hablar.
—Que debe encontrarme sin remedio.
Con lo cual caminaron nuevamente juntos mientras ella contestaba que los más desesperados de sus compatriotas eran en general los que mejor le caían.
Toda clase de pequeñas cosas placenteras florecieron en el aire en la ocasión…
 Miró repetidamente a su reloj y cuando lo hizo por quinta vez la señorita Gostrey le dijo:
—Está haciendo algo que piensa que no es correcto.
El casi cambió de color y su risa se hizo incómoda.
— ¿Estoy disfrutando tanto como para eso?
—Pienso que no lo está disfrutando como debería.
—Ya veo —él pareció concordar completamente —Grande es mi privilegio… (Párrafos de Los embajadores, de Henry James)
Para saber
Louis Lambert es una novela de Honoré de Balzac (1799–1850), incluida en la sección Études philosophiques de su novela La Comédie humaine. Localizada en su mayor parte en la escuela Vendôme, examina la vida y teorías de un adolescente genio fascinado por el filósofo Emanuel Swedenborg. Balzac escribió Louis Lambert durante el verano de 1832 y publicó 3 ediciones con 3 títulos diferentes. La novela contiene un argumento mínimo, enfocándose principalmente en las ideas metafísicas del protagonista y su único amigo. Aunque no es un ejemplo significativo del estilo realista de Balzac, Louis Lambert provee un vistazo a la niñez del propio autor.
Artículos relacionados
De la web
The ambassadors, para escuchar la historia de Henry James en la web, en inglés

¿Interesado en un casona en Salta con una gran ubicación, apta para construir, modificar o realizar un proyecto edilicio? Por consultas al 0387-4719604