En abril



¿Qué leímos en abril? ¿Qué clásicos presentamos e historias que merecen ser leídas? Veamos

Presentamos algunos libros que no pueden faltar en nuestras bibliotecas:
Cocina ecléctica, de Juana Manuela Gorriti.
Bailén, de Benito Pérez Galdós.
Cocina ecléctica presenta recetas de cocinas, con historias incluidas, de la cocina tradicional latino americana.
Bailén es el relato de la batalla que tuvo lugar en la ciudad de Bailén, donde el protagonista de la historia narra el infierno de la guerra, en la época de Napoleón Bonaparte.

Comentamos sobre nuestra realidad de Salta, con miserias y egoísmos en:

 
Zona frente al aeropuerto, Salta
Zona frente al aeropuerto, Salta
Mostramos tópicos de ayer y de hoy:
Elecciones Californianas
Régis Debray
Gloster Gladiator
El Gloster Gladiator fue el avión que utilizó Roald Dahl en la segunda guerra mundial.
Trump y Corea del Norte. North Korea: Ready to use nuclear weapons

Y artículos de interés, no exentos de curiosidad:
El monstruo honesto
El título parece exagerado.  El monstruo honesto narra la historia de un boxeador que trabajó en Hollywood, aún con Douglas Fairbanks.
Un drama en los mares del sur
Un drama en los mares del sur, novela de Errol Flynn, súper estrella de Hollywood de tiempos antiguos.

Imperdibles:
Khaled Hosseini relatando su historia y deseo de que cuentes tus experiencias de éxodos y sufrimientos.
Jorge Luis Borges, en inglés, hablando de política, de Argentina y de sus libros.

Una frase:
“Leer requiere sentarse solo, en un lugar silencioso. Tengo amigos, incluso gente inteligente, que no le gusta leer. Ya no hay silencio en la mayoría de los lugares. La gente no quiere leer, porque no se aprecia el silencio. Es como que queremos gratificarnos y no pensar en nada. No queremos pensar las cosas…” David Foster Wallace

Si me preguntaran que libro recomendaría para el aula de inglés, sería el ensayo de Virginia Woolf, A Room of One´s Own
“Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción…”

Si te gustó esto compartílo con tus amigos.

Y antes que me olvide:
¡Feliz Día del Trabajador!
Acá lo pasamos con un sustancioso locro argentino y un vinito cafayateño, en un hermoso y soleado día.
¡Salud!