Día de furia

En la muni de Salta


Respeto a todos los seres humanos sin discriminación de sexo, religión u ocupación, incluyendo en éste rubro a los empleados públicos, porque yo podría haber sido uno, o algún pariente o incluso mis hijos. Es un trabajo como cualquier otro, que exige sacrificio, entrega y responsabilidad y ninguno de ellos tiene porque aguantar berrinches, “puteadas” o malos tratos de ningún usuario frustrado. Este sería yo, un usuario frustrado, agotado y maldiciente. ¡Maldita Municipalidad de Salta!
Y es que si querés habilitar un negocio, una galería o un almacén tenés que peregrinar por diferentes oficinas que verificarán, controlarán y… un gran etcétera, variados ítems.
Para vos que vivís en Colombia, Medellín, y estás pensando en venir a Salta a abrir una zapatería, dar trabajo a salteños y contribuir al erario público tomá nota. Necesitás:
1 plano del local que vas a alquilar (arrendar), como se dice en algunas partes (te lo tiene que dar el dueño del local.)
1 contrato de locación/comodato, de acuerdo al arreglo pactado.
1 verificación de medio ambiente, que diga que no contaminarás.
1 inscripción en AFIP, que acredite que pagás al estado.

1 habilitación de bomberos, que te exigirá luces de emergencias, matafuegos, de acuerdo a un estudio de seguridad de 1 licenciado en seguridad, que recomendará la cantidad de luces y matafuegos necesarios (y te cobrará sus jugosos honorarios).
1 inspección del local, galería, por parte de inspectores municipales (te recomiendan que los lleves en tu auto pues de lo contrario pueden pasar más de 3 semanas.)
1 plano de la casa donde vas a alquilar, con firma del profesional correspondiente (ingeniero o arquitecto.)
Todo esto va sumando diferentes montos pues nada de esto es gratis, así que a ahorrar y calcular los montos.
Seguramente me olvido de algunos pasos, y por eso estoy penando, pero es fundamental tener en cuenta que cada oficina de la muni toma entre 2 semanas y 1 mes en expedirse, cuando no tenés paros o feriados. Y la muni tiene legales, ingresos, cajas, planificación, control, etc.
Estas largas peregrinaciones a una u otra oficina se parece mucho a la representación de nuestro artista Antonio Gasalla o a El Proceso de Franz Kafka, por la cantidad de vericuetos que hay que sortear.
Es fundamental hacerse explicar, re preguntar y entender perfectamente los pasos, anotar los mismos y lograr la amistad de la persona frente a la ventanilla. No estaría demás invertir en un collar de perlas o un kg de masas para la encargada pues lo que se va a gastar en pérdidas de tiempo, marchas y contramarchas y papeles mal hechos, compensará cualquier gasto en que se incurra por tener un aliado clave dentro del sistema.
No es recomendable poner una bomba o atentar contra el sistema pues en definitiva logrará que se prolongue sus trámites, sin ningún resultado práctico.
Entre paréntesis, mis papeles ya van por el año y varios meses, entre papeles mal hechos, vueltos a hacer, visitas de inspectores, nuevas inspecciones y habilitaciones, falta de personal, paros y huelgas, etc.; así que si alguien de la muni quiere tomar cartas en el asunto se lo agradecería.
También estuve averiguando por algún conocido dentro de la organización que agilice mis papeles pero sin ningún resultado.
En definitiva es un día de furia sin mayores consecuencias, a excepción de mi presión arterial.
Saludos a todos en la muni y espero no verlos nunca más.
Víctima: Jorge Banegas.

¿Burocracia en tu comunidad? Contános