Invasión Fallida

Marcianos en la Argentina


Donde se relata el encuentro con una extraña caja, un documento borroso, y la sospecha de un intento de invasión a la Argentina por seres de otro planeta…

Caminando por el horrible baldío ubicado entre el barrio San Carlos y San Francisco, en Salta, encontré una extraña caja metálica que contenía papeles. Estaba en medio del camino, rajada y con signos de haber ardido en un incendio. Miré a uno y otro lado y, asumiendo que no tenía dueño que la reclamara, la levanté, me la puse al hombro y me dirigí a casa. En aquel momento no reparé en considerar que podía tener radiación nuclear, virus de otros planetas o dispositivos de rastreo marcianos.
Coloqué la caja en la mesa redonda que tengo al lado del jardín, en el asador en casa. No tenía marcas especiales en el exterior. Solo una rajadura, tal vez provocada por la caída de una cierta altura, que permitía ver el interior.
Mi esposa no estaba en casa, de lo contrario no hubiera permitido que entrara con ese “cachivache”.


Me paré frente a esa caja, rascándome la cabeza y preguntándome que hacer. Normalmente no recojo nada de la calle pero este elemento azuzaba mi curiosidad e imaginación.
Me dirigí a la cocina y me preparé un mate. Mientras chupaba de la bombilla, hasta hacerla sonar, imaginé los pasos a seguir.           
Volví a la caja, después de haberme colocado un par de guantes de goma. Uno nunca sabe.
Con cierto temor saqué un folder desde el interior. Estaba chamuscado y algunas hojas amarillentas mostraban solo partes, fracciones de documentos escritos a máquina. En una hoja solo se alcanzaba a leer algunos párrafos. Traté de limpiar la hoja pero me resultó imposible rescatar más de lo siguiente:
…los diferentes partidos se pasan la pelota, cada uno haciendo responsable al otro de la situación de crisis en la economía.
Busqué recuperar otro documento. Nada. Todos estaban quemados y la lectura era imposible. Un último párrafo decía:
…desaconsejable invasión a semejante país…
…estúpido pensar en hacerse cargo del gobierno… gente… corrupción.
Nada más. No pude recuperar nada más y una angustia empezó a apoderarse de todo mi ser. ¿De qué se trataría esto? ¿Podría estar frente a documentos que alienígenas mandaban a la central sobre una posible invasión a la tierra? ¿A la Argentina? ¿Nos habrían estado espiando para saber nuestros pasos? ¿Y de qué lugar de la galaxia vendrían, serían Tralfamadorianos?
Pensé en la situación social y económica de la Argentina y no pude menos que coincidir con lo poco que había leído. ¿Quién querría invadir nuestro país para hacerse cargo de la pobreza, las deudas a los fondos buitres y tener que lidiar con nuestros “queridos” políticos? Me acordé de las imputaciones a Cristina (ex presidente de Argentina) por corrupción, a Macri (presidente de Argentina) por las cuentas en el exterior, a Báez por enriquecimiento ilícito, del artículo de un diario sobre el 30 % de niños que se crían al lado de basurales en Salta. Seríamos los gérmenes que derrotaron a los marcianos en La Guerra de los Mundos, de HG Wells.
Me acomodé en el sillón y mientras tomaba un segundo mate, me acordé de mi mujer. Tendría que llevar la caja a la habitación del fondo. Ella siempre me acusa de traer basura.
Invasión fallida de seres de otro planeta por chorros, coimeros y sinvergüenzas. ¡Qué lindo!

Si también encontraste una caja de otra galaxia o ya estás harto de la corrupción de los políticos, mandános tu comentario.