The Rainbow

The Rainbow (El Arco Iris) es una novela de 1915 del autor británico D. H. Lawrence. Sigue tres generaciones de la familia Brangwen enfocándose en la lucha individual por crecer dentro de la estrictez de la vida social inglesa.

Los Brangwens habían vivido durante generaciones en la granja Marsh, en los prados donde el Erewash doblaba lentamente a través de árboles de aliso, separando Derbyshire de Nottinghamshire. Dos millas más allá, una torre de una iglesia se situaba en una colina. Las casas del pequeño pueblo escalaban hacia la altura. Cada vez que uno de los Brangwens en los campos levantaba la cabeza de su trabajo, veía la torre de la iglesia en Ilkeston en el cielo vacío. De manera que cuando se volvía a la tierra horizontal, era consciente de algo que se colocaba por encima y más allá de él en la distancia.
Había una mirada en los ojos de los Brangwens como si estuvieran esperando algo desconocido, de la que ellos estaban ansiosos. Tenían aquel aire de preparación para lo que vendría, una especie de garantía, una esperanza, la mirada de un heredero.
Eran frescos, rubios, de hablar pausado, revelándose claramente, pero poco a poco, para que uno pudiera ver el cambio en sus ojos de la risa a la ira, risa azul, iluminada desde arriba, hasta una dura mirada de ira azul; a través de todas las indecisas etapas del cielo cuando el clima está cambiando.

Viviendo en la tierra rica, en su propia tierra, cerca de un pueblo en crecimiento, se habían olvidado lo que era estar en circunstancias difíciles. Nunca se habían hecho ricos, porque siempre había niños, y el patrimonio se dividía cada vez. Pero siempre, en la granja Marsh, había abundancia.
Así las Brangwens iban y venían sin temor a la necesidad, trabajando duro debido a la vida que estaba en ellos, no por falta de dinero. Tampoco eran derrochones. Eran conscientes del último medio penique, y el instinto les hacía que no perdieran la piel de la manzana, ya que ayudaría a alimentar al ganado. Pero el cielo y la tierra hervían alrededor de ellos, y ¿cómo debería cesar? Sentían la emoción de la savia en primavera, conocían la ola que no podía detenerse, cada año lanzaban hacia adelante la semilla del engendrar, y, cayendo, dejaba el joven nacido en la tierra. Sabían del intercambio entre el cielo y la tierra, el sol dibujado en el pecho y los intestinos, la lluvia aspirada durante el día, la desnudez que viene bajo el viento de otoño, mostrando los nidos de las aves que ya no valía la pena ocultar. Sus vidas y relaciones eran tales, sintiendo el pulso y el cuerpo de la tierra, que abrían los surcos para el grano, y se convertían en suaves y flexibles después del arado, y se aferraban a sus pies con un peso que tiraba como el deseo, yaciendo sin responder cuando los cultivos estaban siendo despojados. El maíz joven se agitaba y era de seda, y el brillo se deslizaba a lo largo de las extremidades de los hombres que lo veían. Tomaban las ubres de las vacas, las vacas producían la leche y el pulso contra las manos de los hombres, el pulso de la sangre de los pezones de las vacas latía en el pulso de las manos de los hombres. Ellos montaban en sus caballos, y mantenían la vida entre las garras de sus rodillas. Ataban sus caballos en el carro, y, con la mano en la brida, manejaban la voluntad de sus caballos.
En otoño las perdices castañeaban, las aves volaban como aerosol a través del barbecho, los grajos aparecieron en los cielos, grises acuosos, y volaban graznando en el invierno. Luego los hombres se sentaban junto al fuego en la casa donde las mujeres se movían con seguridad, y las extremidades y el cuerpo de los hombres se impregnaban con el día, el ganado y la tierra y la vegetación y el cielo. Los hombres sentados junto al fuego y sus cerebros inertes, mientras la sangre fluía pesada con la acumulación de la vida cotidiana… (Traducción propia de The Rainbow, de D. H. Lawrence)

Destacado              
Erewash: es un distrito local al este de Derby, Inglaterra. La población es de 112.081 personas. Contiene los pueblos de Ilkeston, Long Eaton y Sandiacre.
El autor
David Herbert Richards Lawrence (1885 – 1930) fue un novelista ingles. Sus trabajos representan, entre otras cosas, una reflexión sobre la deshumanización de la modernidad y la industrialización. Algunos de los temas que Lawrence explora son la salud emocional, la vitalidad, espontaneidad e instinto. Sus opiniones le ganaron muchos enemigos. Al momento de su muerte su reputación era la de un pornógrafo que había desperdiciado sus talentos. E. M. Forster desafió esta opinión describiéndolo como “el novelista más imaginativo de nuestra generación.”
Recursos
The Rainbow, to read from Project Gutenberg
The Rainbow, to listen from LibriVox
Related posts