Me gusta

Las Obras de Upton Sinclair


Las obras de Upton Sinclair abarcan la ficción y la no ficción. Upton Sinclair fue uno de los autores más prolíficos de todos los tiempos. Solo en ficción, si los números no me  fallan y algún manuscrito no se perdió en el camino, escribió más de noventa obras. Además escribió ensayos de no ficción, obras de teatro, biografías, y fue editor de otros escritores.
Los Dientes del Dragón

Ficción
Corte Marcial – 1898
Salvado por el Enemigo – 1898
El Escuadron de Lucha – 1898
El Prisionero de Morro – 1898
Un Monje soldado – 1898
Un Guante de Fuego – 1899
Sosteniendo el Fuerte – 1899
El Juramento de un Soldado – 1899
Lobos de la Armada – 1899
Tiempo de Primavera y Cosecha – 1901, reimpreso el mismo año como Rey Midas


El Diario de Arthur Stirling – 1903
Hacia West Point – 1903
De Puerto a Puerto – 1903
En Guardia – 1903
Un Extraño Crucero – 1903
Los Rivales de West Point – 1903
Un Tesoro de West Point – 1903
El Honor de un Cadete – 1903
Cliff, el Cadete Naval – 1903
El Crucero del Barco Escuela – 1903
Príncipe Hagen – 1903
Manassas: Una Novela de la Guerra - 1904
Un Capitán de Industria - 1906
La Jungla - 1906
El Overman - 1907
La República Industrial - 1907
La Metrópolis - 1908
Los Cambiadores de Dinero - 1908
Samuel el Buscador - 1910
Peregrinaje de Amor - 1911
Dioses Dañados - 1913
Sylvia - 1913
El Matrimonio de Sylvia - 1914
El Rey de Carbón - 1917
... y siguen

No ficción
La buena salud y como ganarla: recuento de la nueva higiene - 1909
La cura por el ayuno - 1911
Los beneficios de la religión - 1917
... y siguen

Autobiografía
La autobiografía de Upton Synclair - 1962
Mi vida en las letras - 1960

Drama
La mujer naturaleza
La máquina
El hombre del segundo piso
... y siguen

Luego, hasta el año 1961, Upton Sinclair continuó escribiendo ficción en forma continua, publicando, en ocasiones, más de dos libros por año. En 1976 publicó su última novela “The Coal War”.

Upton Sinclair, al menos lo que leí de sus libros, es excelente. Pude leer La Jungla y un poquito de El Matrimonio de Sylvia. Si quieren mi opinión vale la pena leerlo y compartirlo con los chicos en el aula. Tal vez tengan otra opinión y me gustaría escuchar sus puntos de vista. Todo comentario es bienvenido y se tiene en cuenta. Solo se exige frenar el lenguaje obsceno, racista y de mal gusto. Nuestro idioma es tan rico que no merece la pena que se lo degrade a insultos.

Hasta la próxima.